Una mascota puede ayudarte a combatir la anorexia

El tener una mascota en casa es un tratamiento alternativo que va sumando adeptos en el planeta. Según el maestro de España Francisco Cuatrecasas, autor del libro Gato-terapia, que fue lanzado hace pocos meses, el tener una mascota puede ayudas significativamente en el proceso de curación de la anorexia.

Su compañía desestresa, anima y ayuda en trastornos sicológicos como la depresión, la anorexia, la esquizofrenia, el déficit de atención o bien el autismo.

Delfines, perros, gatos y hasta un hámster ruso puede ayudar

Hamster RusoEsta aseveración no carece de base científica, puesto que hace ya tiempo que ya se emplean delfines, caballos, gatos, perros y hasta otro tipo de mascotas que en ningún momento nos hubieramos podido imaginar que servirían para estos fines… nos referimos al hámster ruso, todos ellos se emplean en terapias asistidas. Parece difícil, pero estos roedores son fáciles de cuidar.

De este modo, tener una mascota se asocia con la mejora de síntomas del agobio, la ansiedad y el bajo estado anímico con la ayuda de gatos familiares por medio de la interacción amistosa entre el animal y la persona.

Bastante gente asegura que la compañía de una mascota (sea la que sea) le reporta múltiples beneficios.

Helga Ayala, quien tiene diez gatos en su casa asegura que:

Son más relajantes que los perros y genial compañía.

La compañía de un animal, en contraste a lo que sucede con la mayor parte de psicofármacos, contribuye a conseguir buenos niveles de relajación sin el efecto secundario de perder el contacto con la realidad o bien ciertas cotas de conciencia. Acariciar un gato puede reducir el agobio, tal como reducir el nivel de presión sanguínea y la frecuencia de latidos del corazón.

El gato para los casos de anorexia

Gatoterapia en la anorexiaPor ejemplo, en la medida en que el ronroneo propio del gato (sonido que emite el felino cuando está cómodo y seguro) tiene un efecto positivo en el estado anímico de las personas, al promover el buen humor y administrar confianza y seguridad.

Las cuerdas vocales gatunas vibran con una frecuencia de entre veinticinco y cincuenta hercios. Justo la que se emplea para apresurar la restauración de las lesiones óseas a través de radiofrecuencia en rehabilitación.

Las señales de cariño que el gato da asimismo tienen un efecto positivo en la mente, ayudando a enfermos dolientes a salir adelante de su situación, merced a su simple presencia.


Tags: , ,

Categorised in:

Comments are closed here.